Fuimos al encuentro de Carol

Soy Carol,  y desde que el yoga empezó a formar una parte significativa en mi vida también soy “YOGABYCJ”.   Disfruto enormemente del silencio, de los amaneceres – principalmente los de mi hermoso Panamá-, de la compañía de mi leal Bora y de la sencillez y genuinidad de las relaciones y personas. 

 Hija, hermana, prima, amiga, esposa y madre de dos hermosos seres; mi hijo biológico de 3 ½ años y mi rottweiler de casi 6, son parte de mis roles personales.  Desde el nacimiento de mi hijo me he dedicado  a trabajar como instructora de yoga en centros de ejercicio, impartiendo clases privadas y corporativas.

Conocí el  yoga hace 16 años atrás y me era muy difícil seguir las clases, respirar y ni en sueño pensaba en las paradas de cabeza.  Unos años después  tuve la oportunidad de recibir unas clases casi privadas, que ofrecía la dueña de un hostal en el que me hospedé, me encantó el trabajo físico  que descubrí a través de esas cuatro clases y así logramos el yoga y yo crear nuestro primer lazo.

En el 2012 me inscribí en un programa para certificarme como instructora de yoga y un año después me atreví a dirigir mi primera clase, trabajando como reemplazo.  Es  ese momento,  el que marca un nuevo capítulo en mi vida, me ha dado la oportunidad de interactuar con muchas más personas de las que pude imaginar, he podido descubrir los infinitos espacios y poderes del cuerpo  y sumar conocimientos producto de las experiencias que llegan al trabajar con diferentes personas y la individualidad de sus cuerpos e intenciones. 

“Trabaja en tu propio balance, a tu ritmo” – “Work on your own balance (WOYOB), at your pace”

(mi frase de vida)

Mi práctica tiene una significativa influencia física, que despierta lo espiritual y emocional.  En este corto recorrido he aprendido que no se trata de lograr ásanas perfectas y súper avanzadas, ni de dominar los términos en sánscrito, ni ser un experto de la meditación, entre las tantas ideas que se tienen del yoga; es sin duda un proceso que te enseña a escuchar  desde muy adentro.

Disfruto invitar a mi grupo  a trabajar con sus  cuerpos  y descubrir sus límites y espacios, a profundizar en el poder la visualización para aprender realmente a sentir y crear experiencias personales, esa es mi manera de llevar el yoga.

Disfrutar la atractiva oferta gastronómica de Panamá y escribir sobre ella en los sitios dedicados a “riviews”,  ir al cine por una buena película, viajar, mantener un espacio en casa para mis pequeñas plantas y escribir sobre momentos de la vida; son otras de mis actividades que me dan  muchísimo placer.

Si deseas conocer más de mí, estaré escribiendo para pepitasandco.com y en instagram a través de  @yogabycj  / @estacionesdereflexionbycj ; también puedes contactarme a yogabycj@gmail.com

Photos credits : Carol Williams