El consejo de Arabelle

Mayormente la deshidratación ocurre por deficiencia de vitaminas, haciendo que los labios estén craqueados y resecos, un error que cometemos a veces es levantar esa piel muerta con las uñas, lastimándolo y a veces haciéndolo sangrar un poco.

La miel de abeja es un hidratante natural para proteger los labios resecos, una vez por mes, puedes pasar un poco de azúcar morena con miel en tus labios, exfoliarlos suavemente con movimientos circulares y luego aplicar un poco de manteca de cacao.