Los accesorios son básicos para complementar nuestro atuendo, con ellos podemos lograr que las mismas prendas luzcan de manera distinta cada vez que las utilizamos, haciendo más versátil nuestro guardarropa. 

En la actualidad, los accesorios además de ser imprescindibles para complementar el look, se han convertido en verdaderos objetos de deseo. Así es, las grandes firmas de moda internacionales, conscientes de lo importante que es mantener sus productos vigentes dentro del gusto del público, han invertido grandes sumas de dinero en campañas de publicidad impresionantes en las que utilizan como imagen a grandes celebridades, modelos y artistas de actualidad.

Grandes espectáculos de la moda se presentan dos veces al año con el fin de despertar el interés de los compradores de todo el mundo.

Lo cierto es que todos los esfuerzos han rendido frutos. Hoy en día, muchas personas aspiran a vestir con alguna pieza de estas grandes firmas, especialmente de Pret a Porter que son piezas más accesibles para cierto tipo de público . Relojes, carteras, portafolios y los mayormente vendidos cinturones, se han convertido en objetos anhelados por muchos. 

Podemos decir que además de estas grandes campañas, la calidad en los productos es excepcional. En lo personal, me atrevería a afirmar que la mayoría de estas piezas, valen lo que cuestan; el diseño, los  materiales seleccionados, la confección y los acabados son extraordinarios. 

En términos prácticos podríamos decir que utilizar algún accesorio de esta calidad puede contribuir a resaltar nuestro look, aportando un toque de distinción. Realmente no es necesario mostrar la marca con grandes hebillas o logotipos grabados, la calidad se distingue sin necesidad de mostrar marcas. Ademas,  si nos excedemos en la cantidad de logotipos que mostramos en nuestro atuendo, podemos parecer pretensiosos y carentes de personalidad propia. 

Por último, debido al gran éxito de estos productos, la venta de copias y falsificaciones es muy solicitada en todo el mundo. Debemos evitar adquirir accesorios de marcas exclusivas falsos, estos causan el efecto contrario; lejos de hacernos ver bien nos hacen parecer menos confiables,  como si pretendiéramos ser lo que no somos y engañar a los demás. Muchas veces,  la falta de calidad también  es obvia en estos productos y podemos reconocer que son falsas a varios metros de distancia. Es preferible utilizar accesorios de marcas menos reconocidas, pero que tengan calidad y que sean auténticas.

 

  Todos somos originales , no hay una sola copia mas de cada uno. Entonces, ¿porque conformarnos con llevar copias?  Lo importante es sentirnos confiados y valiosos tal cual somos.