Los consejos de Arabelle : La Lechosa, Exfoliante y blanqueador natural

Cuenta la leyenda, que Cristóbal Colon cuando llego a Las Antillas, llamaba la lechosa “fruta de los ángeles” y es que esta fruta posee innumerables beneficios que aportan mejoría en nuestra salud y en nuestra piel.

 

La lechosa o papaya, es uno de los exfoliantes naturales más poderosos y con asombrosos resultados a corto plazo. Sus enzimas, eliminan a profundidad las impurezas del rostro con solo aplicarla como un puré por 10 minutos, ya sea sola o mezclada con un poco de miel.

La lechosa tiene un alto contenido de Vitamina A, lo cual es vital para mantener un cutis sano, además de hidratar la piel, aclarar manchas, combate el acné y hasta reduce las líneas de expresión. Por su fuerte poder exfoliante, si tu piel es sensible, es importante que hagas una prueba antes de colocar cualquier mascarilla de lechosa en tu rostro y así evitar cualquier reacción.

Beneficios de Las semillas de Lechosa

En adición a la pulpa de la lechosa, las semillas de estas son muy nutritivas y beneficiosas, ya que protegen los riñones, ayudan a depurar el hígado, protegen el sistema digestivo y absorben el exceso de grasa y azúcares. La lechosa es rica en antioxidantes y ayuda a retener el agua en el cuerpo. Cuando consumas esta deliciosa fruta, no olvides comerte un poco.

Mascarilla blanqueadora de Lechosa

Dos veces por semana, puedes hacer un puré de lechosa en una taza, añadirle una cucharadita de miel y un poco de yogurt, lo aplicas en todo el rostro por 15 minutos y luego retiras con mucha agua, veras el cambio con una sola aplicación. No olvides de seguir tu ritual de crema de ojos, suero y crema hidratante para mejores resultados.

También para una piel súper seca

la lechosa mezclada con arcilla verde es muy beneficiosa, ya que, al eliminar las células muertas, deja las células buenas y la grasa que necesitas para mantenerla hidratada dentro de su condición de piel grasa.