La importancia de tener un core fuerte

Todavía no deja de sorprenderme la cantidad de personas que ven el ejercicio cardiovascular como la esencia del fitness. Y aunque este tiene sus méritos y su valor es inestimable, no es suficiente para la salud en general.

Más allá de este pensamiento, veo personas que a parte de que no hacen ejercicios de fuerza, ni siquiera ejercitan su core.

Es importante tener un core fuerte

Por otro lado cuando se habla de fortalecer el core, algunos piensan en los crunches u otros ejercicios que trabajan directamente el abdomen.  Pero trabajar el core es mucho más que eso.

Los músculos del core son como un corsé alrededor de nuestra sección media, que además de los abdominales, incluyen la pelvis y la espalda baja.

Todos estos músculos trabajan juntos para asegurar que tu columna se mantenga estable y fuerte.

Si los músculos de tu espalda son débiles, ésta se vuelve susceptible a las lesiones y al dolor crónico.

Por otro lado, aunque trabajes tus brazos y piernas, si no te enfocas en el core, éstos tambien serán débiles.

Un core bien trabajado te ayudará a darle soporte a tu espalda, distribuir la energía en el cuerpo, mantener una buena postura y movilidad, protegerte de lesiones y generar movimientos fuertes.

El Plank o Plancha

Para trabajar tu core, te recomiendo hacer plank o plancha.

El plank es uno de los mejores ejercicios para desarrollar un core poderoso. Si lo haces correctamente notarás la diferencia.

Muchos no saben, que el plank es además un ejercicio excelente para desarrollar la fuerza para hacer push ups.

Cuando realizas un plank los principales músculos envueltos son los de tu abdomen y los de tu espalda. Pero no solo eso, también estarás trabajando tus hombros, pecho, glúteos y piernas.

Estos son algunos de sus beneficios:

Tonifica tu abdomen

El plank te ayudará a trabajar los músculos más profundos de tu abdome.

Reduce el dolor de espalda

Para realizarlo se requiere de un movimiento mínimo, mientras se contraen los músculos abdominales, y esta una excelente marera para fortalecer el core, lo que resulta en una reducción del dolor en la espalda baja.

Mejora tu estado de ánimo

Puedo dar testimonio de que es así. Cuando te sientas sin energía prueba haciendo un plank y verás como te sentirás después.

La tensión que se libera al hacer un plank te ayuda a elevar tu espíritu.  

Mejora tu blance y tu postura

El plank trabaja todos los músculos que necesitas para mantener una postura apropiada, como tu espalda, pecho, hombros, abdominales y cuello.

Un excelente ejercicio

Si haces plank regularmente, encontrarás que serás capaz de sentarte o pararte derecha fácilmente.

Este siempre resultará un ejercicio difícil pues tienes que cargar con todo el peso de tu cuerpo, pero vale la pena hacerlo. Enfócate en progresar un 1 por ciento cada día, empezando con unos cuantos segundos e irlo aumentando poco a poco hasta que puedas sostenerlo por un minuto o más.

Un core fuerte es la base para un excelente nivel de acondicionamiento físico, recuerda que nada ha sido bien construído sobre una base débil.