A menudo escuchamos estas frases:  Qué buen gusto tiene esa mujer, o que bien viste  aquel caballero. ¿Pero que es realmente tener buen gusto ? Como lo determinamos ? Creo que el  buen gusto es difícil de describir, pero muy fácil de identificar. No necesitamos ser expertos en el tema para percibir a alguien con buen gusto y normalmente esta clase de personas son admirables para los demás, y en muchos casos una inspiración.

¿ Cómo podría yo definir el buen gusto ? Con una palabra clave ” Calidad “, así es, calidad es mi definición básica. Llenar nuestra vida con detalles de calidad, buscar la calidad en cada una de las piezas que vestimos, en la combinación de colores, en los materiales de que están hechas. Calidad en nuestro cuidado personal, un buen corte de cabello y peinado, un delicioso aroma en nuestra piel, una dentadura bien cuidada y limpia.

Pero esta definición va más allá de nuestra apariencia, la calidad debe estar reflejada en cada detalle de nuestra vida diaria, puede ir desde el cuidado que ponemos en arreglar la mesa para el desayuno o el almuerzo y la presentación de nuestros platos. Algunos podrán decirme que no cuentan con el tiempo para dedicar  al arreglo de algo tan cotidiano como el desayuno, y lo comprendo, pero acomodar los alimentos sobre el plato de una manera atractiva no toma más tiempo que el hacerlo sin el más mínimo cuidado. Disponer correctamente los platos, los cubiertos y la cristalería, adornar con flores frescas, todos estos son detalles  que de verdad se aprecian. Los espacios que habitamos también pueden estar rodeados de calidad, muebles en buen estado, detalles decorativos, un buen  manejo del color, permiten vivir en espacios con buen gusto.

Por último puedo decir que una persona con buen gusto sé siente bien consigo misma y tiene un profundo respeto por su persona y por los demás, trata a todas las personas con consideración y amabilidad, ya sea el jardinero que embellece sus paisajes,  o el alto empresario  con el que puede llegar a hacer importantes negocios. La gente con buen gusto camina confiada, con una buena postura y gran porte, tiene un lenguaje corporal agradable  y una plática más que interesante. Es consiente de lo que pasa en el mundo y su entorno, respeta a la naturaleza y los animales. Tiene un profundo sentido de lo que es la amistad, la familia  y sus valores.

Las personas con buen gusto saben que la vida es breve, así que vale el esfuerzo y la dedicación con que se entregan, para recorrerla siempre en primera clase.

¡ Éxito !