“La cocina progresará como la sociedad evoluciona, sin dejar de ser un arte” escribió Auguste Escoffier.

Un gran honor llevar los colores de Disciples Escoffier prestando juramento.

“prometo transmitir, servir y honrar la cocina, su cultura y su innovadora permanente”.

Honrada que el chef Alain Biles, mi padrino, me haya dado esta marca de confianza.

Mi nominación por el Presidente Sr. Raymond Macario es un símbolo. Este compromiso es un ejemplo de respeto, convicción y amor por la cocina.

De hecho, la historia de la cocina es parte de mi ADN. Siempre la apoyo con pasión y convicción. En mis platos, no busco la perfección, lo importante es el respeto de los productos y sus sabores que se expresa en la simplicidad.

Confecciono mis platos como una farándula de sabores. La French Touch es nuestra marca, Sinónimo du “Beau et du Bon”.

photo credit Patricia Richer