Me tome sin querer en Netflix con una película sobre esta nueva tendencia y de inmediato me enamore del concepto y comencé a implementar los siguientes cambios que espero que te ayuden a vivir más y mejor con menos. 

Era la vida de dos jóvenes   montados en acelerados trenes de crecimiento profesional. Con éxito económico, social y prometedoras posiciones en grandes empresas. Un día se preguntaron: ¿Y para que es todo esto?  Miraron a su alrededor y vieron a sus jefes amargados, con relaciones laborales, familiares y amorosas insatisfactorias, y simplemente dijeron: “hoy es mi último día en este tipo de vida”.

El minimalismo es una filosofía, un estilo de vida que te lleva a centrarte en lo que realmente es importante para ti y eliminar todo lo que sobra.

Muchos nos hemos visto arrastrado a vivir una vida que no nos llena (me incluyo), donde para compensar nos llenamos de ropa, zapatos, amigos, propiedades, viajes, experiencias, que al final no pueden sustituir el hambre del yo autentico que muchos tenemos por años dormido, seducidos por las trampas del ego y el condicionamiento social.  Al final estas fuentes de “placer” nos obligan a mantenernos enganchados a un trabajo que ya no nos gusta, a una pareja que ya no queremos, a un estilo de vida que no podemos pagar, acumulando cosas, libras, pendientes, desorden, frustraciones que al final, acaban con la propia vida. 

¿Como me convierto en minimalista?

Siendo honesto contigo mismo. Llamando las cosas por su nombre, aceptando lo que no quieres en tu vida, reconociendo lo que quieres y haciendo un compromiso contigo mismo de vivir una vida que te llena a ti, y a nadie más.

Es un ejercicio difícil, porque nos llega a la mente un montón de nombres y rostros y la impresión que causara en ellos el cambio. Pero tú que vives en tu piel, sabes el precio que estas pagando de no liberarte de todo lo que por años has estado acumulando.

PRIMEROS PASOS AL MINIMALISMO

  • Regala, bota, vende todo lo que no te hace falta, aquello que no usas desde hace más de 6 meses. (en otro artículo hablare de DECLUTTING tu vida y tu hogar), aferrarse a lo material es darle el poder a “eso” sobre ti. Es un tipo de esclavitud.
  • Deja de comprar compulsivamente para acumular. La gente cada día busca hacer mas cursos de finanzas personales, porque saben que el dinero se les está escapando de las manos, pero porque compran mas de lo que necesitan y luego tienen que trabajar, mas de lo que quieren. Un truco que me ha funcionado en los últimos años es, cada vez que compro algo (una blusa, un zapato, un producto de belleza) otro tiene que salir. Lo aplico a mí y a mis hijos, y de paso hacemos feliz a alguien que lo necesita y lo pienso mejor antes de comprar.
  • No acumules tecnología. Vende o regala todo lo que te brinde un servicio que ya tu celular hace.
  • También reduce el consumo de información. Si pudiste pasar de lunes a viernes 30 minutos mirando fotos en las redes, pudiste arreglar tu closet, hacer la tarea con tu hijo, organizar la despensa, darte un masaje, tomar ese curso que tanto quieres. Auto obsérvate y mira cuales elecciones boicotean tu manejo del tiempo.
  • Vive una vida simple y ordenada: Piensa cuanto te cuesta en dinero, tiempo y esfuerzo mantener las cosas bajo control y que tanta felicidad te provee tener lo que tienes.
  • Aprende a decir “no”, es imposible tener a todo el mundo contento contigo, si para hacerlo a la primera persona que le fallas es a ti misma. Para que lo sepas, cada vez que haces esto, tú te autocastigas, negándote algo que quieres, comiendo en exceso, dejando de comer.

El minimalismo te lleva por un camino hacia vivir tu verdad, siendo libre. Nuestra mente por la manera en que funciona el cerebro pasa mucho tiempo reviviendo el pasado o tratando de predecir el futuro, y lo único que es real, el presente, lo vivimos como zombis o autómatas ejecutando una y otra vez lo que en algún momento nuestro cerebro aprendió. Que no necesariamente es lo que hoy te funciona.

AHORA

Comienza ahora y mira a tu alrededor.  ¿Que sobra? Muévete y haz algo. Y cada vez que tengas el chance hazte la misma pregunta por una semana. Poco a poco aumenta la selección, hasta que tu cerebro se vaya ajustando al cambio en tu set mentales. Los frutos no se harán de esperar.

Cuéntame sobre tu experiencia después de este artículo. Escríbeme a info@kirssylorenzo.co