Cómo fluyes por la vida

Noelia ha sido mi clienta por mucho tiempo. Me encanta su actitud hacia el ejercicio. Ella, además, es un verdadero ejemplo de maestría personal.

Uno de estos días la puse a realizar una sentadilla utilizando una silla y, me contó que, una vez había asistido a un taller de coaching en el que precisamente le pusieron a hacer este ejercicio. Sentarse en una silla y luego pararse.  

Me sorprendí, pues desde que este es un movimiento totalmente funcional, debe ser fácil hacerlo correctamente.

Noelia me contó que este ejercicio decía mucho de cómo fluyes por la vida. Me resultó super interesante. ¡Y tan cierto! Nos pusimos a analizarlo.

Hay personas que para pararse de una silla necesitan apoyarse de sus manos. Y hay otras que en vez de sentarse, se tiran. Otras se sientan en el borde tímidamente, otras se sientan de ladito.

Si te pones a pensar, tiene muchísimo sentido descubrir cómo fluyes por la vida haciendo este ejercicio.

Ese día recordé algo. Algo que resonaba totalmente con lo que Noelia me había contado. Y es que puedo más o menos descubrir cómo fluyen por la vida algunas de las personas que se ejercitan conmigo, de acuerdo a su actitud hacia el ejercicio o al esfuerzo que ponen en sus rutinas.  

Al igual que pararnos de una silla muchas veces nos cuesta, porque estamos cansados (siempre), asi vamos fluyendo por la vida llenos de pesares y reproches. Y así mismo es cuando nos ejercitamos. Porque es algo que llevamos en la actitud.

Fluyendo con Alegría

La actitud que llevas al grupo con el que entrenas dice mucho de la forma en que fluyes por la vida. Al igual que como te sientas y te paras de una silla.

He trabajado con personas que son verdaderas maestras. Fluyendo con alegría. Trabajan su espíritu y su carácter. También me ha tocado trabajar con personas que nunca llegan a estar físicamente en forma. Su actitud no las deja. Y fluyen por la vida sin alegría.

Qué nos hace felices

Tengo un muy buen amigo que piensa que la maestría en cualquier área de nuestra vida, es lo que nos hace felices.Yo pienso que es lo que casi consistentemente nos hace a muchos felices. Y así fluimos por la vida.